Por qué es tan importante la Última Cena?

¿Qué mensaje nos deja la Última Cena?

Todos estamos invitados a celebrar la cena instituida por Jesús. Esta noche santa, Cristo nos deja su Cuerpo y su Sangre. … Jesús nos enseña a servir con humildad y de corazón a los demás. Este es el mejor camino para seguir a Jesús y para demostrarle nuestra fe en Él.

¿Por qué tomamos la Santa Cena?

Cristo instituyó la Santa Cena

La Santa Cena es una ordenanza del santo sacerdocio que nos recuerda la expiación del Salvador. Durante la Santa Cena, participamos del pan y del agua y lo hacemos en memoria de Su carne y de Su sangre, las que Él ofreció como sacrificio por nosotros.

¿Cuál es el verdadero significado de la Cena del Señor?

Para los creyentes católicos, la última cena marca la institución de la Eucaristía como símbolo de comunión entre los cristianos y Cristo. … Además, es significativo que la Última Cena de un personaje de importancia histórica como Jesús, transcurre en compañía de sus apóstoles, los más allegados a él.

¿Que les dijo Jesús a sus discípulos en la última cena?

Mientras estaban sentados a la mesa, tomó Jesús pan y pronunció la acción de gracias. Luego lo partió y lo dio a sus discípulos, diciendo: “Tomad y comed. Esto es mi cuerpo”. A continuación tomó el cáliz con vino, oró sobre él, les dio a beber a todos y dijo: “¡He aquí la nueva alianza de Dios con vosotros!

ES INTERESANTE:  La mejor respuesta: Cómo nació el papado en la Iglesia Catolica?

¿Qué dice la Biblia acerca de la Santa Cena?

La noche antes de Su crucifixión, Jesucristo se reunió con Sus Apóstoles e instituyó la Santa Cena (véase Lucas 22:19–20 ). … En la actualidad, la Santa Cena es una ordenanza en la que los miembros de la Iglesia participan del pan y del agua en memoria del sacrificio expiatorio de Jesucristo.

¿Qué debo de hacer para tomar la Santa Cena?

¿Cómo puedo hacer más significativa mi participación en la Santa

  1. Recordemos por qué fue instituida. …
  2. Preparémonos espiritualmente para tener una experiencia espiritual. …
  3. Eleva tu corazón, regocíjate y adhiérete a los convenios. …
  4. El grado de nuestro deseo.
Sínodo