Qué aporta la educación religiosa escolar para alcanzar la formación integral?

¿Qué aporta la educación religiosa a la formación de los jóvenes?

Como afirma este autor que “La Educación Religiosa contribuye a mejorar el proceso y los resultados educativos; ya que ésta favorece la formación integral, facilitándole a los estudiantes su desenvolvimiento en la sociedad en un ambiente acorde con los principios básicos, como seres y ciudadanos con valores humanos– …

¿Cuál es la finalidad del área de educación religiosa?

El área de Educación Religiosa tiene como propósito contribuir a la formación integral de los es- tudiantes en su dimensión espiritual y trascendente, donde se ubica el fenómeno religioso, procu- rando que todos aquellos que pertenecen a distintas confesiones religiosas se sientan integrados y convocados para descubrir …

¿Cuál es la importancia de educación religiosa escolar para la vida humana y social?

La educación religiosa escolar permite, entonces, establecer hitos y perspectivas reales, para responder y fundamentar estas cuestiones, brindando alternativas de vida y de participación.

ES INTERESANTE:  Qué religión es la salvación?

¿Qué dice la ley acerca de la educación religiosa escolar?

La Constitución Política de Colombia consagra en sus artículos 18, 19 y 27 la libertad de conciencia de cultos y de enseñanza, aprendizaje y cátedra y con base en ellos nadie puede ser molestado por razón de sus convicciones ni compelido a revelarlos ni obligado a actuar contra su conciencia.

¿Qué aporta la educación religiosa a las personas?

Siendo la educación religiosa promotora del respeto, la participación, la solidaridad, la gratuidad y la comunión, como valores que realizan la dimensión relacional de las personas.

¿Cuál es la función de la Iglesia en la educación?

La Iglesia ostenta un firme reconocimiento respecto a la potestad educativa. … La Iglesia no solamente ha sido factor fundamental en la formación religiosa, sino en algo tan importante para la juventud como: enseñanza en valores éticos, morales y confesionales.

¿Cuál es el objetivo fundamental de la religión?

El primer objetivo de la religión es la paz interna y externa, paz en los sentimientos, en la actuación, en la mente… paz en todos los aspectos de nuestra vida. … … A partir de estas creencias sobre el cosmos y la naturaleza humana, las personas pueden derivar una moral, ética o leyes religiosas o un estilo de vida.

¿Que enseña la religión en las clases?

La enseñanza de la Religión fomentaba valores y virtudes sociales como el esfuerzo, el orden, el trabajo, el respeto, la disciplina y la obediencia, por lo que cumplía un rol fundamental en la formación del alumnado.

¿Qué es la educación religiosa escolar y para qué sirve?

La Educación Religiosa es un componente importante del currículo de la Educación General Básica y la Educación Diversificada de nuestro sistema educativo, busca que los alumnos asimilen y hagan propio el sistema de creencias, de juicios morales, de normas de conducta y de símbolos y ritos de la religión oficial de

ES INTERESANTE:  Respuesta rápida: Quién intento persuadir a Pilato para que dejara libre a Jesús?

¿Cuál es la importancia de la religión en la sociedad?

Las religiones, por el hecho de existir en una sociedad, van dejando permanentemente mensajes de solidaridad, de respeto, de fraternidad y de perdón. Constantemente aseguran que el otro ser humano es un prójimo y eso es importante en nuestro mundo tecnificado en que vivimos.

¿Que se entiende entonces por educación religiosa escolar y por qué y para que una educación en valores?

Potenciar y desarrollar en la formación integral de la persona, la dimensión religiosa, espiritual y trascendente, para que, desde la perspectiva cristiana, les facilite una opción de fe y compromiso coherente en el quehacer cotidiano de sus propios contextos.

¿Qué dice el artículo 23 de la Ley General de educación con relación a la educación religiosa?

La educación religiosa se ofrecerá en todos los establecimientos educativos, observando la garantía constitucional según la cual, en los establecimientos del Estado ninguna persona podrá ser obligada a recibirla.

Sínodo