Historia
La Imagen
La Ermita
Cultos y Actividades
Curiosidades
Fotografías
Cancionero


EXVOTO QUE SE CONSERVA EN LA SACRISTIA DEL SANTUARIO

Es momento para sacar de la memoria de los libros la figura de un insigne hermano de la antigua Hermandad de la Virgen de Linares, ya lejano en el tiempo; la Virgen le concedió un favor como lo atestigua el exvoto que se conserva en la sacristía del Santuario.

Me refiero al Doctor D. Antonio Gonzalo Serrano, médico cirujano, que como entendido en materia corporal, supo valorar en su persona el milagro que la Santísima Virgen le obró.

Pero hay que detenerse para conocer su biografía y la faceta científica poco conocida entre sus paisanos Cordobeses.

Su losa sepulcral aunque la pisan centenares de Cordobeses todos los viernes cuando van a rezar al Santísimo Cristo Rescatado en el convento de los Padres de Gracia, nadie se detiene a leer la sepultura ya que está algo desgastada. La inscripción dice que es el lugar del entierro del Doctor D. Antonio Gonzalo Serrano maestro en ciencias matemáticas, en Astronomía, en Astrología y Medicina.

Allí está enterrado bajo los pies del Cristo Rescatado el sabio Cordobés amante de San Rafael y de la Virgen de Linares, no en vano dedica una de sus obras de Medicina al Arcángel Custodio.

Nació el cinco de Noviembre del año de 1670 en el seno de una familia humilde al morir su padre comenzó los estudios de medicina en el Hospital de San Sebastián en Córdoba.

Escribió sobre Medicina y Astronomía ampliando el conocimiento de esas disciplinas, sus obras duermen en las bibliotecas; obras curiosas y rarísimas, verdaderas joyas buscadas por todos los bibliófilos.

Este hermano devoto de la Virgen de Linares fue nombrado por el Rey D. Carlos III cirujano mayor del ejército en 1.699 cuando contaba veintinueve años, dirigiendo el Real Hospital de Ceuta.

Después de la guerra de África se viene a Córdoba, y sigue ejerciendo la medicina con gran fama; también se dedica al estudio del cielo para la corrección de las tablas de Argoli, introduce el cálculo logarítmico en la determinación de la posición planetaria.

Fundó un observatorio astronómico en la torre de la Malmuerta, entonces el cielo de Córdoba no estaba contaminado por la polución actual, y se podía observar desde la villa, también realizaba mediciones meteorológicas, que le valían para pronosticar el tiempo, que luego editaba en almanaques que componía, los cuales eran muy apreciados por el pueblo que los compraba a un cuartillo de real en la imprenta que el mismo fundó en la calle del Císter, y que fue una de las primeras imprentas que se fundaron en Córdoba.

Una de las obras más famosas en el área médica es la disertación physica y médica firmemente establecida en verdadera doctrina de Aristóteles y Galeno, esta obra la tiene dedicada el Arcángel San Rafael Custodio de Córdoba.

Referente al exvoto; que se conserva en la sacristía del Santuario, y que es uno de los más grandes y bien conservados de toda Andalucía; catalogado por la delegación de cultura de la Junta, el cual se reproduce en la fotografía, lleva una inscripción en castellano antiguo relatando el suceso milagroso, y cuyo texto a continuación se reproduce:



En Cordova. Año d. 1.717 / día 18 de Julio el Dr. Dn. / Gonzalo Antonio Se / rano saliendo de la ca / lle d. la Pierna á el bol / ber para S.ra S.a Ana alebo / samente fue acometido / i herido en la mano dere / de una cuchilla por / uno que dtras de la es / quina le esperaba aco'paña / do de otro i luego que recivió / el golpe invocando el nom / bre de la Virgen Santísima / de Linares, aun que el ale / boso le tiró otras dos / cuchilladas la una en / un braço que totalmen / te cortó hasta la cami / sa la otra en la cabe / ça e de ninguno de est / as recibió lesión en / la carne y la de la mano / au'que co'nerbio y gue/sos cortados fue sano / e' tan brebe tiempo que / admirados los ciru / janos lo tubieron á mi / lagro, y á su debocion / se puso esta Año 1717.

Con esta pequeña reseña histórica dejo un recuerdo del que fue devoto hermano y brillante maestro antecesor nuestro en el amor y veneración a la Santísima Virgen de Linares.

Consultado Biblioteca Nacional Madrid
Rafael Ruiz Tamajón