D. Manuel Cano Prieto

 

Historia
La Imagen
La Ermita
Cultos y Actividades
Curiosidades
Fotografías
Cancionero

HISTORIA DE UN GORRION

 

A esto de las … , bueno, las luces del alba, estirando un ala primero y otra después, sacudí mi plumaje del rocío (que anda que no hace frío en las mañanas de Mayo) y me dispuse a hacer mi primer vuelo de reconocimiento en torno, como siempre, al campanario, y después de comprobar que todo estaba igual, me fui a posar en lo más alto de él; por cierto, que no lo he dicho, YO SOY “GORRION DE CAMPANARIO”, y aquí vivo, disfruto y también padezco, que llevo mucho tiempo con esta ala maltrecha por aquél gato pellejo, pero bueno no me escuchen que esto son cosas de viejos.

Por cierto, ¿no saben? Yo soy muy milagrero . Sí, empezando por mi nido, que a mi señora madre se le ocurrió poner en el suelo del campanario, con el tropel de campanas después de cada misa, vivía de milagro .

Eso sí, tengo el trino más armonioso y más fuerte de todo el entorno, según me dijo mi madre porque yo me quedé sordo.

Después, ya siendo mayor, cuando empezaba a volar, las ramas se me hacían troncos, me estorbaban hasta las moscas, vamos que estoy vivo de milagro .

Y el día de la romería, estaba yo astutamente parado, a la sombra de una encina, y con la vista fija en una reunión que prometía, vamos, que prometía algo rico y apetitoso que llevarse al pico, cuando vi correr por el suelo un líquido amarillento y con una espumilla …, en fin dije, vamos a ver, y no, no era lo que yo creía, la verdad es que olía bien, como a cebada, que yo ya había picado mojada, así que sin dudarlo un momento, metí mi pico en aquello y no lo saqué hasta que quedé repleto, levanté el vuelo cantando, tres vueltas al Santuario, una pasada rasante ¡qué exhibición! y un picado, ¡qué picado!, cuando iba a aterrizar, calculé mal la distancia, puse primero una pata y un ala de medio lado y no me acuerdo de más ¿no digo? Pa haberme matao, estoy vivo de milagro .

Pero hablando de milagro, el que se hizo aquél día y del que yo, que nada comprendía, salí comprendiendo tanto.

Fue en aquél atardecer, en que la fortuna quiso que me distrajera picoteando unas migajas a la puerta del Santuario, no había ya sol, pero al mirar de reojo, vi una sombra que volaba con bigotes y rabo tieso, en un momento pensé,

MUERTO SOY

y en otro momento, de un salto pasé entre las rejas y por una rendija de la puerta, a un sitio muy grande y fresco con una mujer dentro, la santera , que salió cerrando la puerta y espantó al gato esperpento.

Fue entonces cuando noté el ala llegando al suelo, intenté moverla y nada, todo se me puso negro, me acurruqué en un rincón, asustado y lastimero y hasta se me paró el tiempo.

De repente, un calor me corrió el cuerpo y al abrir mis ojos, vi todo lo que ahora os cuento:

El resplandor de mil soles

Unidos en aquél cuerpo

Los ángeles celestiales

Cantaban sus dulces versos

 

Del resplandor salió ELLA, bella

Como el ángel más perfecto

Llevaba un niño en los brazos

Que sonreía contento

 

Al verme me señaló,

Y la madre con un gesto

Me cogió con tal dulzura

Que convirtió mis dolores

En el mejor de mis sueños

 

Dormido sobre tus palmas

Este humilde corazón

Purísima Concepción

Madre de todas las almas

 

 

 

Concededme la grandeza

De volar a vuestros pies

Que siempre cumpliré fiel

A pesar de mi torpeza

 

(Pausa)

 

Desperté sobre una silla y no por falta de sueño, sino por unos gritos que decían “fuera, fuera” ¿Quién iba a ser? La santera.

Salí por donde había entrado, volando con tal destreza que ni siquiera rocé, puerta, cortina o reja.

Subí hasta el campanario y estando cantando en él, recordé mi ala maltrecha, no me atrevía ni a mirar, pero como pude volar, no quise pensarlo más, y extendí mi ala al viento, estaba como nunca ¿pero que es esto? Una pluma blanca, que desde entonces conservo, recuerdo de una promesa, de volar en este cielo, y ya no os aburro más, que veo caras de sueño.

Cuando estéis como este gorrión maltrecho, acordaros de la Señora, que ELLA está ahí, esperando vuestros ruegos.

 

Potaje Flamenco Pro-Andas Virgen de Linares, 2 Julio 2005

 

Fdo. Manuel Cano Prieto





volver a curiosidades