PIO IX

El Papa Pio IX Nació en Senigallia (Italia) el 13 de Mayo de 1792.

Durante su vida se destacó por una intensa devoción eucarística-mariana y por ser muy fiel a la meditación diaria y al examen de conciencia

A los 36 años de edad, fue nombrado Obispo y destinado a la Arquidiócesis de Espoleto.

En 1840, con apenas cuarenta y ocho años, fue nombrado Cardenal.

En la tarde del día 16 de Junio de 1946, el cardenal, fue electo Papa y quiso llamarse Pío IX

El 8 de Diciembre de 1854, proclamó en la Bula "Ineffabilis Deus", el dogma de la Inmaculada Concepción que textualmente dice así:

-"Declaramos, pronunciamos y definimos que la doctrina que sostiene que la Santísima Virgen María, en el primer instante de su concepción, fue por singular gracia y privilegio de Dios omnipotente en previsión de los méritos de Cristo Jesús, Salvador del genero humano, preservada inmune de toda mancha de culpa original, ha sido revelada por Dios, por tanto, debe ser firme y constantemente creída por todos los fieles."

El día 7 de Febrero de 1878, con su piadosa muerte, llegó a su fin el pontificado más largo de la historia.

Pio IX fue beatificado el 30 de Septiembre del 2000.

Ahora es elevado a la gloria de los altares no por las definiciones dogmáticas ni por sus realizaciones como autoridad suprema de los Estados Pontificios, ni por las actividades pastorales, más sobre todo porque llevó siempre una vida santa, como joven seminarista, Obispo y Pastor supremo de la Iglesia universal, y porque practico las virtudes teologales y cardenales en un grado heroico.



 

Historia
La Imagen
La Ermita
Cultos y Actividades
Curiosidades
Fotografías
Cancionero
BULA CONCEDIDA AL SANTUARIO DE LA VIRGEN DE LINARES POR SU SANTIDAD eL PAPA PÍO IX

En Junta de 28 de Marzo de 1.867, se leyó una exposición, redactada por el presbítero, Don Rafael Díaz de Almoguera y dirigida a Su Santidad el Papa Pio IX, solicitándole que se dignase a agregar el Santuario de La Virgen de Linares a la Iglesia de Santa María La Mayor de Roma.

La Hermandad acordó en la citada Junta, que se diese curso a la instancia de referencia y pasados unos meses fue concedida.

Para recoger la Bula, expedida por el Papa Pio IX en 2 de junio, había ido a Madrid expresamente y a sus expensas, el devotísimo secretario de la Cofradía, Don José Sánchez Campins, a quien se la entregó el Sr. Ministro de Gracia y Justicia.


En Junta de 3 de noviembre, se dio cuenta, en sesión, de haberse recibido la Bula del Pontífice con la agregación del Santuario a la Basílica de Santa María La Mayor de Roma, como se había solicitado, y con las mismas especiales prerrogativas e indulgencias. Se acordó, asimismo, traducir a nuestra lengua tan importante documento por Don Rafael Díaz de Almoguera y que se celebrase una solemnísima fiesta con sermón a la Virgen de Linares y Te Deum, lo cual se hizo con gran pompa e innumerable concurrencia, en la mañana del 24 de noviembre de 1.867



Bula expedida por el Papa Pio IX el día 2 de junio de 1.867

La Bula del Papa Pio IX de agregación del Santuario de La Virgen de Linares a la Basílica de Santa María La Mayor de Roma lleva implícitas las siguientes indulgencias y gracias espirituales:

Indulgencias parciales: En la fiesta de la Purificación, de 25 años y otras tantas cuarentenas; en la de la Visitación, de 5 años y 5 cuarentenas; en la de la Presentación de la Bienaventurada Virgen María, de 4 años y 4 cuarentenas; en la fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz, de 3 años y 3 cuarentenas; en la fiesta de la Dedicación de San Miguel Arcángel, de 2 años y 2 cuarentenas.

Indulgencias estacionales: El domingo primero de Adviento, el Miércoles de las cuatro témporas de Diciembre, la Vigilia de la Natividad del Señor, el día de la misma Santísima Natividad, el Miércoles de las cuatro témporas de Cuaresma, el Domingo segundo de Cuaresma, el Miércoles Santo, el Domingo de Pascua de Resurrección, el Lunes de Rogaciones, el Miércoles de las cuatro témporas de Pentecostés, la fiesta de la dedicación de Santa María de las Nieves y el Miércoles de las cuatro témporas de Septiembre.

Indulgencias plenarias: En las fiestas de la Concepción, de la Natividad, de la Anunciación y de la Asunción de la Bienaventurada Virgen María.

Para poder obtener las indulgencias antes mencionadas, era imprescindible, según se consigna en la Bula del Papa Pio IX visitar el Santuario “con las debidas disposiciones”

 



Escrito situado en la parte posterior de la Bula sellado por la Dignidad Episcopal
en Córdoba a 12 de Noviembre de 1.867

 

El escrito situado en la Parte trasera de la Bula, dice textualmente:

D. Ricardo Miguéz y Carrasco, Presbítero licenciado en ambos Derechos, Arcediano Titular Dignidad de la Santa Iglesia Catedral de Córdoba, Juez Visitador de las Iglesias de este Obispado, y Secretario de Cámara y gobierno del Excmo e Ylmo Sr. Obispo de esta Diócesis.

Certifico: Que habiéndose presentado por la Junta de Gobierno de la Real Asociación de Nuestra Señora de Linares, establecida en su Santuario, extramuros de esta ciudad, una solicitud dirigida al Excmo e Ylmo Sr. Obispo de esta Diócesis, en fecha en Córdoba, a cinco del mes y año de la fecha, y firmada por Don Mariano de Vega, Teniente de Hermano Mayor y Don José Sánchez Campins, secretario, solicitando la anuencia de S.E.Y. a las gracias de esta Bula, según en ella se ordena y cuyos pormenores constan en el anverso, el E.Y. dictó el decreto que a la letra dice así:

B. Episcopal de Córdoba 9 de Noviembre de 1.867. Vista por Nos la Bula de que se hace mérito en esta instancia, expedida por el capitular de la Basílica de Santa María la Mayor de Roma en 2 de junio de 1.867, prestamos nuestro consentimiento, según así se requiere por el honor de la misma para que la Real Asociación y sus fieles puedan gozar las indulgencias que por ella se conceden y el Santuario de Nuestra Señora de Linares, en nuestra Diócesis, disfrutar las gracias y privilegios que se le conceden por su agregación e incorporación a referida Basílica. Lo decido y firmo S. Excmo e Ylmo el obispo de esta Diócesis de que certifica: Juan Alfonso Obispo de Córdoba.
Por mandato de S.E.Y. el obispo mi señor: Lic. Ricardo Miguéz y Carrasco

Y para que conste y a petición de expresado Teniente de Hermano Mayor, firmo el presente, sellado con el sello de la Dignidad Episcopal, en Córdoba a 12 de Noviembre de 1.867

D. Ricardo Miguéz y Carrasco