ABC 26 / 06 / 08

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Historia
La Imagen
La Ermita
Cultos y Actividades
Curiosidades
Fotografías
Cancionero

Jueves, 26 de junio de 2008


La Virgen de Linares y la invasion francesa


 

Felicitamos a ABC por el ameno y rico suplemento especial que dedicó a la conmemoración del bicentenario de la toma de Córdoba por los franceses y el comienzo en nuestra tierra de la Guerra de la Independencia. Y como complemento a lo que contó ABC, la Real Hermandad de Ntra. Sra. La Purísima Concepción de Linares, quiere unirse a esa conmemoración recordando el papel que jugó la Virgen de Linares en esos días, tal y como dejó escrito en 1910 Enrique Redel en el libro que dedicó a la Conquistadora de Córdoba.

 

El Comandante General Echavarri, para elevar la moral cordobesa y dada la devoción que se tenía a la imagen de la Purísima Concepción de Linares, ordenó su traslado extraordinario desde su santuario a la iglesia de San Pedro. Dicho traslado tuvo lugar en la tarde del sábado 4 de junio: “Entró por la Puerta de Plasencia, precedida de la imagen de San Fernando y acompañada de todos los habitantes de la provincia que convertidos en soldados la vitoreaban y proclamaban por su invencible Generala”.

 

La procesión pasó por los templos de Santa María de Gracia, Santa Marta, San Pablo, y San Francisco, hasta quedar depositada la Virgen en San Pedro. Tres días después se produjo la victoria del general Dupont en Alcolea y su entrada en Córdoba. Tuvo lugar entonces el intento de bombardeo de San Pedro al confundirlo con una fortaleza. Redel recuerda que el prodigio de que la mecha del cañón francés se apagase, se atribuyó a un milagro de la Virgen de Linares que protegió a todos los inocentes refugiados en el interior del templo.

 

La salida del ejército francés, en la noche del 16 de junio, conllevó la celebración de fiestas, novenas y octavarios a la milagrosa Virgen de Linares. El 23 de julio se cantó un Te Deum y la Salve por la victoria de Bailén; el 21 de agosto se llevó a la Virgen en procesión hasta el convento de monjas jerónimas de Santa Marta, donde permaneció tres días; y, finalmente, el 16 de octubre de 1808, retornó en medio de una gran devoción a su santuario, concluyendo así su primera venida a Córdoba.

 

Como responsables del mantenimiento de la devoción a la más antigua tradición mariana cordobesa, dejamos constancia con estos datos de la importancia religiosa, histórica y popular de la Virgen de Linares, presente en tantos momentos de Córdoba y que con justicia será coronada canónicamente en el año 2011.

 

Junta de Gobierno de la Real Hdad. De

Ntra. Sra. La Purísima Concepción de Linares

 

 

 



 

volver a noticias