ABC Córdoba
12 - 05 - 2.008

Historia
La Imagen
La Ermita
Cultos y Actividades
Curiosidades
Fotografías
Cancionero

 

Fervor pasado por agua

 


POR ELENA MUÑOZ

Como cada año, una semana después de la romería de Linares se celebra el tercer domingo de triduo a Nuestra Señora la Purísima Concepción de Linares, que culmina con su salida procesional.

A las 12.30 horas tuvo lugar en el Santuario de la Virgen de Linares una eucaristía y una ofrenda floral en honor a la imagen titular. En la pequeña iglesia se congregaron más de mil personas que disfrutaron de la homilía, que estuvo a cargo del consilio de la Hermandad, José Manrique.

Después de esta celebración, todos los hermanos tuvieron una comida a la que asistieron diferentes autoridades.

Por la tarde a las 18.30 horas, más de quinientas personas se congregaron en las inmediaciones del templo debido a que, a esta hora tuvo lugar el evento más importante, la salida procesionael de la Virgen por los aledaños del Santuario. Esta importante imagen estuvo arropada, además de por el público que se congregó para verla, por una escuadra de gastadores pertenecientes al Brimz X, de la base militar de Cerro Muriano que la protegió. También estuvo a su lado el consejero de la hermandad, la junta de gobierno, autoridades civiles y militares, la romera mayor y su corte de damas,

La salida del Santuario

La salida se hizo con la imagen a hombros de los hermanos por los alrededores del Santuario, bajando hasta el arroyo entre el fervor de los más devotos, que acompañaron al paso cantando y rezando el Santo Rosario. Después de este camino, vuelven a la ermita por la temible Cuesta de la Penitencia hasta la explanada, donde la emoción embargó a los fieles que asitieron a este acto, que sin duda es de los más emotivos de cuantos se celebran en honor de la Virgen de Linares.

La fe ganó la partida al tiempo ya que aunque el cielo amenzaba lluvia, los hermanos se armaron de valor y sacaron a la conquistadora de Córdoba. A mitad del camino el mal tiempo se adueñó de la localidad y la imagen tuvo que resguardarse de las inclemencias bajo un plástico que no disminuyó la pasión de los fieles.

Tras más de una hora de procesionar por las calles, llegó la novedad que tanto se esperaba, la presencia de un besamanos que se convirtió en un gran éxito.

Según Ángeles Martín, secretaria de la hermandad «el balance es muy positivo. Nuestro deseo es que todo Córdoba se vuelque con esta imagen ya que la Virgen de Linares fue la Conquistadora de Córdoba»


La imagen es portada a hombros de los hermanos cerca del santuario


La Virgen a la salida del templo

 



 

volver a noticias