SEVILLANAS
A LA VIRGEN DE LINARES
Autora: Fabiana Riobóo Benitez

1ª. El arroyo de Pedroches,
Linares va rodeando (bis)
Y al llegar al Santuario
Se esparce bajo tu manto (bis)
¡OH! Virgen Conquistadora
Te venimos a pedir
Que nos guíes y nos lleves
Por donde debemos ir

2ª. ¡OH! Virgen cordobesita
De Linares Madre nuestra (bis)
Desde que llegaste aquí
Se nos quitaron las penas (bis)
Porque tú eres Madre mía
Tan pura y tan perfecta
Que todos los cordobeses
Prendaron de tu belleza

3ª. Mi Córdoba está orgullosa
De esta Virgen tan bonita (bis)
Que el Rey Fernando nos trajo
Para conquistar la villa (bis)
De mi Córdoba sultana
Orgullo de Andalucía

4ª. Cuando Córdoba amanece
Callada ante su sierra (bis)
Las campanas de la ermita
Redoblan por la ladera (bis)
Córdoba te quiere tanto
Con cariño tan profundo
Porque eres la más bonita
Que existe en este mundo

Estribillo
Por Linares yo te vi
Entre Jara y Romero
Entre Jara y Romero
Al ver la Conquistadora
Que es la Virgen que yo quiero

Ofrenda de Ramón Medina a:
NUESTRA SEÑORA DE LINARES
(año 1957)

Virgen Santa de Linares
Reina pura y seductora.
Divina conquistadora
de nuestra ciudad sin par...
Es tu bello Santuario
entre jaras y lentisco,
santo y celestial aprisco de la fe,
refugio de tu amor
para la cristiandad.
Hoy tus hijos cordobeses
flores vienen a ofrendarte
para repetir tus preces al rezar
igual qué el Santo Rey
postrados en tu altar.
Tú eres el cielo,
Tú eres el valle,
dicha y consuelo
del pecador...
Alfombra de flores
te brinda tu campo,
tu arroyo su encanto,
tus hijos su amor
y los pajarillos
trinos de alegría
como Ave María
cantada en tu honor...
¡Madre!
Virgen Santa de Linares,
Reina pura y seductora.
Divina conquistadora
de nuestra ciudad sin par...
Es tu bello Santuario,
entre jaras y lentisco,
santo y celestial aprisco de la fe,
refugio de tu amor
para la cristiandad.

Partitura de la ofrenda a la
Virgen de Linares.

SEVILLANAS
A LA ROMERÍA DE LINARES
Autores: "Amigos de la Colina"
(Año 1.998)

La mañana se viste de primavera
De primavera
Se engalanan los campos
Canta la sierra
El aire es una copla de enredaderas

Y en la Colina, y en la Colina, y en la Colina
Te ofrezco yo mi alma de peregrina
(estribillo)

Ya suben los romeros por la Colina
Por la Colina
Brilla el sol en las cumbres
Sueña la brisa
El aire es una copla de golondrinas

Ya se oyen los bordones de las guitarras
De las guitarras
El tamboril se escucha
Suenan las flautas
El aire es una copla de rosas blancas

La Virgen de Linares ya nos espera
Ya nos espera
Se iluminan los ojos
Callan las penas
Y el aire es una copla de azul y menta

SEVILLANAS
A LA ROMERÍA DE LINARES

Autora: Remedios Blanco Olmo


1a
. Por Pedroches va pasando,
la romería de Linares (bis)

Y a su paso las romeras
le van cantando una salve (bis)

Estribillo

Que no te puedo olvidar
Que estás siempre junto a mí
Que no te puedo olvidar
Porque en Linares te vi
Y aquí me voy a quedar

2a.
Al salir de la Mezquita
las campanas ya redoblan (bis)

Y la romera mayor
Al oírlas se emociona (bis)

(Estribillo)


3a. Por la carrera el caballo
salen a ver las carretas (bis)

Y toda la gente grita
Qué guapas van las romeras (bis)

(Estribillo)

4a. Cuando llegan a tu ermita
Ya resuenan los cohetes (bis)

Todas las romeras se bajan
Y enseguida van a verte

Enseguida van a verte
Y te cantan en la misa
Con fervor incandescente

(Estribillo)

Historia
La Imagen
La Ermita
Cultos y Actividades
Curiosidades
Fotografías
Cancionero

RAMÓN MEDINA Y ORTEGA

Ramón Medina no fue músico profesional ni nació en Córdoba, sin embargo su importancia y presencia como cantor de la ciudad y de la Virgen de Linares bien merece su reconocimiento.

No en vano, sus canciones son las más conocidas, interpretadas y apreciadas por los cordobeses de cuantas se han dedicado a esta tierra.

Ramón Medina y Ortega nació el 7 de junio de 1891 en Brihuega, pueblo guadalajareño de unos 5.000 habitantes situado en el valle del río Tajuña. Por destino profesional de su padre, a los 10 años de edad se trasladó con su familia a Córdoba, ciudad que haría suya.

Su primer contacto con la música le viene de su madre, quien tocaba el piano. A los 11 años ingresa en el coro de niños de la catedral, cuyo director era el maestro de capilla Juan Antonio Gómez Navarro, inspirado compositor; sus enseñanzas y las que adquirió después en la Escuela Provincial de Música y en el Centro Filarmónico fueron su principal bagaje musical. Sin embargo, y pese a su enorme afición musical, Ramón Medina nunca ejerció como músico profesional.

Tuvo sucesivamente los más variados trabajos, desde la regencia de la droguería en San Agustín a diversas labores periodísticas en el Diario de Córdoba, para terminar dedicándose a las representaciones de productos farmacéuticos y de perfumería.

Entre las numerosas distinciones y reconocimientos que recibió destacan la Medalla al Mérito de la Ciudad, la encomienda de Alfonso X el Sabio y varios homenajes populares. En 1993, casi treinta años después de su muerte, acaecida el 1 de noviembre de 1964, la ciudad le otorgó por medio de su Ayuntamiento pleno el título de Hijo Adoptivo de la ciudad.

Inspiración, gracia, vena melódica, lirismo, buen acoplamiento de letra y música, ausencia de retórica, además de otros ingredientes, son las características más sobresalientes de esta música siempre envolvente. Son unas canciones que ofrecen un amplio abanico temático: barrios y lugares típicos, tradiciones, romerías, la mujer cordobesa, fervor religioso...en rico mosaico conformado con aires muy nuestros, como el pasodoble, el pasacalle y la seguidilla; también encontramos referencias aflamencadas en bulerías, peteneras y hasta en un zorongo, e incluso géneros universales como la marcha y la serenata.

Entre sus obras cabe destacar: Camino del Santuario, Al Cristo de Scala Coeli, Romancillo del almendro, Cordobesita, Las Campanas de la Mezquita, A la mujer cordobesa, Callejita de las Flores, Ya van a la cruz de mayo, Noches de mi Ribera..... y la popularísima Serenata a la Mezquita, la cual con Noches de Córdoba, de Cipriano Martínez Rücker, y Fantasía cordobesa, de José Timoteo, bien podrían representar esa trilogía lírica cordobesa por excelencia

Monumento situado en la PLaza de San Agustín.
Dedicado a D. Ramón Medina que fué nombrado Hijo Adoptivo de la Ciudad de Córdoba en el año 1993, casi treinta años después de su muerte, acaecida el 1 de noviembre de 1964

Arroyito de Linares
Canción de Romería de
Ramón Medina

Despierta, ya claro día
de luz, flores y cantares,
que voy a la Romería
de la Virgen de Linares...


Nenas de Santa Marina
y de San Juan de Letrán;
nenas de Córdoba entera,
con mi caballo alazán
te espero en la carretera
que a la grupa he de llevarte, cordobesa retrechera,
porque quiero pasearte
aunque tu novio no quiera.


En el Puente de Pedroches
su mano quise besar
y asomaron los romeros
entonando su cantar
La, la, la, la, la,
la, la, la, la, la,

Arroyito de... Linares...

Arroyito de Linares
tus aguas curan la pena,
porque inspira tus cantares
la Virgencita morena;
y entre las flores
que bordan tu orilla,
llevando aromas
hasta tu capilla,
está la adelfa engañosa
que oculta su falso perfume,
perfume de rosa,
la amarga traición,
como la nena
chiquita y graciosa
que viene jugando
loca y caprichosa
con mi corazón.

CAMINO DEL SANTUARIO


Caminito de Santo Domingo
te vi una mañana florida de abril,
con pañuelo de talle precioso
que lucía airoso tu cuerpo gentil.
La romería en caravana
muy de mañana para rezar,
desde el calvario hasta el Santuario
el Santo Rosario con fe y con piedad.
Y tras el eco de las oraciones
se escuchan canciones de amor y de paz.
Hechicera cordobesa nacida en el barrio de San Agustín,
que llenas la romería de luz y alegría, de risas sin fin.
Si el mozo que te da hachares, lo ves con otra bailar,
cántale por soleares, que son de tus lares el mejor cantar.
Una nena de cara morena
con ojos de pena se siente cantar,
la saeta que envía la Virgen
como despedida al pie del altar.
El sol se esconde, declina el día,
la romería va a retornar,
y las guitarras, vibran sus bordones,
y en sus vibraciones, parecen llorar.
Y en los caminos, ecos vespertinos
de sones divinos, nos traen el cantar.

 


CORDOBESITA
Pasacalle de R. Medina

I

De soldado triunfador
llevas la cara, romero,
saltarín el corazón,
en el alma devoción
y en los labios un "te quiero"
envuelto en esta canción:

Por el Puerto de la Salve
cordobesita de rostro hermoso
te dije, con la mirada,
cordobesita que estoy celoso.
El sol que te está besando,
cordobesita, lanzó un suspiro,
prefiero que esté nublado,
cordobesita, cuando te miro.

II


Un romero te pintó
con vestido de lunares
y otro de tí se prendó
la mañana que te vio
caminito de Linares,
y así te piropeó:
Por el Puerto de la Salve, etc.

III


Mozo bueno, cordobés,
llévame con tu caballo,
qué a la Virgen quiero ver
y le tengo que ofrecer
con las rosas del Rosario,
los claveles de mi fe;

Por el Puerto de la Salve, etc.